Experiencia de usuario y a la fuente utilizada en la web

Muchas veces y hablo por experiencia propia, nos encontramos con que el cliente quiere una web, una fuente concreta lo más parecida posible a su logo, y en muchos casos estamos hablando de unas fuentes que no pasa ni por asomo como unas fuentes optimizadas para la experiencia de usuario.

Y es que existen diferentes estudios sobre las fuentes y como afectan estas al estado de ánimo del lector, consiguiendo que la lectura se realice de manera más rápida más descansada e intuitiva, dando la sensación al lector de que está cómodo.

Y para ello no sólo se analiza la propia fuente en sí, sino que como veremos se tiene en cuenta colores, tamaños, “el serif”, tipografía y espaciados.

Se han realizado estudios comprobando cómo las diferentes fuentes afecta al estado de ánimo del usuario.

En los estudios comparativos de  dos investigadores de Microsoft Kevin Larson y Rosalind Picard, en un estudio titulado  The Aesthetics of Reading (pdf). Diferentes a dos grupos de usuarios de el mismo artículo del periódico The New Yorker, En una de las versiones nos encontramos con una tipografía original y en la otra con una tipografía más empobrecida.

En ambos estudios encontraron que una tipografía enriquecida y cuidada afecta directamente a la productividad de la lectura del estado de ánimo del lector, en ambos estudios concluye en que el lector tengo la sensación de involucrarse más en lo que está leyendo y prestar más atención cuando la tipografía es adecuada.

¿Qué es lo que hacerlo tipografía adecuada para una buena experiencia de usuario?

Pues bien, aquí hay que tener en cuenta lo siguiente.

  • El espaciado de cada texto debe ser el correcto, me refiero a los párrafos ya que no deben ser demasiados cortos o demasiado largos.
  • La fuente utilizada debe ser correcta siendo la altura de las letras la adecuada y la comprensión intuitiva de dicha fuente.
  • Los colores deben permitir una lectura sin fatiga ocular.
  • El uso de mayúsculas o énfasis debe ser el correcto para no sobrecargar los estímulos.
  • El espacio entre las letras debe permitir al ojo separarla a la suficiente distancia como para que sea una lectura sencilla pero no demasiada como para dejar mucho texto.
  • Luego hay que tener en cuenta que si nuestro público objetivo es joven la fuente puede estar a trece pixels, en cambio para público objetivo mayor el mejor mostrado una fuente de catorce a dieciséis.

El uso de colores en las fuentes UX.

El uso de colores a la hora de realizar un contenido, es bastante útil si tenemos en cuenta que la vamos a usar para captar la atención del usuario los puntos clave.

Pl que tener en cuenta que cuanto mayor sea el contraste entre el fondo y el color de la fuente, mejor optimizada estará para la lectura.

Por ello usaremos unas fuentes sin “serif” cuando tenemos que poner colores. Y hay que tener en cuenta que la mayoría de fuentes han sido diseñadas para ser escritas sobre fondo blanco y la fuente en color negro.

Hay que tener en cuenta que uno de cada dos de hombres, y en el caso la mujer es una de cada 200 mujeres, tienen deficiencias a la hora de percibir correctamente los colores, así que por un tema de accesibilidad demos tener muy en cuenta que colores estamos usando en nuestra web.

Nunca usar fuentes de color gris sólo un fondo oscuro.

Herramientas como Colour Contrast Analyser, no va a permitir un conocer si tenemos un correcto contraste, entre nuestra fuente y el color de fondo y si la lectura va a ser correcta.

Conviene analizar muy bien qué colores estamos usando porque en definitiva a la hora de aplicar un producto o un servicio, lo que queremos es que el cliente se quede cometido con una buena sensación implicados en la lectura.

Esto no se puede conseguirse el cliente está leyendo un texto que no capta su atención y que le resulta dificultoso.

Luego existen diferentes técnicas para conseguir que de manera intuitiva quien te entienda de que estamos hablando.

Por ejemplo, el uso de negrita para ayudar a entender al cliente que estamos haciendo el énfasis en dicho texto, luego también conseguimos que el cliente entienda de manera intuitiva que  hablamos de un enlace cuando usamos el subrayado.

No deberíamos nunca en realizar un subrayado para hacer énfasis en un texto en técnica que sí que se usa la lectura convencional.

El uso de mayúsculas también se puede usar para destacar alguna palabra en concreto que queremos diferencia la del resto de o para captar la atención de manera especial.

Pero nunca abusar de la mayúscula porque luego genera problemas a la hora de conseguir enfocar al usuario, en los puntos que consideramos claves.

¿Necesitas saber si el texto de tu web es legible y que fuente te recomendaría? Escríbeme y hablamos.

 

2018-10-04T06:59:51+00:00

Comentame algo

Diseño web profesional

En levelupdesing hacemos realidad tus ideas, somos una agencia de artesanos del diseño web, cada uno de nuestros proyectos son tratados como lo que son, únicos y mimados hasta el último detalle.

Trabajos recientes

Últimas noticias